El Triángulo, la Esfera y la Síntesis

 

 

 

Cada situación de la vida nos trae tres opciones a elegir; dos de las polaridades y una tercera neutra o de síntesis, en la vida atómica tenemos el electrón negativo, el protón positivo y el neutrón como su nombre indica neutro,  en un imán tenemos un lado positivo y otro negativo y en medio de los dos el punto de síntesis o espacio neutro.

 

En las situaciones sociales, familiares, etc., cada uno de nosotros es representante de su perspectiva, del lado en el que trata de ver la realidad, entre tan variadas perspectivas, tan variadas como personas siempre encontraremos a alguien que represente un lado opuesto a otro, cada uno defenderá la validez de su visión, hasta aquí todo es correcto solo que llega un momento que se intenta no defender la propia perspectiva, sino que se intenta vencer la contraria, entonces surge la fricción, el conflicto.

 

Y entonces hay que tratar de conseguir la armonía a través del conflicto.

Pero la cualidad y la energía del cuarto rayo, en la nueva era, se merece que la usemos de otra forma mas racional y mas intuitiva.

 

No hay ninguna necesidad de conflicto si las dos polaridades tratan de conocerse.

Dos líneas de acción en la oscuridad y en la ignorancia es normal que colisionen, entren en fricción y conflicto, pero si emiten Luz, están bañadas en Luz, y tienen la intención de compartir espacio, no hay necesidad alguna de conflicto, por lo que la Armonía se producirá a través de la Síntesis de ambas voluntades, entonces la Luz no vendrá por el fuego por fricción, sino por el fuego de la irradiación.

 

Ya hace mucho tiempo que encendíamos el fuego friccionando dos piedras para tener algo de calor, es hora que nuestro corazón se convierta en una antorcha que de Amor y calor.

 

Hemos conocido buena parte de la realidad enfrentando dos perspectivas opuestas, es hora que nuestra mente se convierta en un faro de Luz que ilumine con la intuición lo que resta por conocer.

 

El conflicto no es malo, tan solo es nuestro proceder cuando nuestra visión no alcanza a ver los objetos que hay a nuestro alrededor, cada paso que damos generamos conflicto, no hay que temerlo, por el contrario hay que temer el estancamiento, y el temor que impide andar.

 

Andamos a ciegas, tropezando con todo y con todos, a veces parecemos un elefante en una cristalería, pero tenemos que movernos, buscar la Luz, que la encontramos cuando nuestra demanda de querer ver y conocer es sincera y persistente, entonces nuestros ojos verán lo que siempre estuvo a nuestro lado.

 

Seguirán habiendo conflictos sino tenemos interés en conocer lo opuesto, ponerse en el lugar del otro para ver desde su perspectiva, olvidándonos en un instante de la nuestra, para no tener la tentación de comparar, cuando volvamos a nuestra perspectiva sabremos que la nuestra no era exclusiva, que todas tienen claros y oscuros, que lo oscuro siempre parece mas oscuro en lo otro y lo claro mas claro en lo propio, que hay un punto de síntesis donde todo converge, un espacio neutro donde no hay tensión, que mas que defender y convencer hay que buscar la Luz de la Síntesis, la Luz de la intuición.

Entre el observador y lo observado hay un punto de luz sobre ellos, entre los tres hacen el Triángulo. 

 

Imaginemos que junto a dos amigos subimos a la terraza de un alto edificio, cada uno de los amigos se coloca a un lado, el que mira al este nos dirá que ve el mar, el que mira al oeste nos dirá que lo que ve es una montaña, nosotros que hemos subido con la intención de ver la síntesis, nos hemos traído una escalera de tijera, la colocamos entre los dos lados formando un triangulo, nos subimos y efectivamente vemos el mar y la montaña.

 

Esta imagen también nos sirve para cuando dos personas estén enzarzadas en vencer la posición contraria, imaginar que cada una de esas personas esta en un lado del triangulo y en el lado de arriba esta la Luz de la Síntesis, de la intuición, que esa luz les atrae su atención hacia arriba, hacia ella, imaginar que la Luz de la liberación tenga mas poder de atracción, que la inercia de querer vencer y ganar, en vez de conocer y comprender, que nos atrae como la fuerza de la gravedad a acumular nuevo karma.

 

Como vemos, el punto de síntesis estaría entre los dos lados y algo mas arriba, algo mas arriba por ser mas sutil, menos denso, en una línea esta en medio, como el camino del medio de los antiguos, pero su estructura es menos densa que el resto, por que en el corazón de ese espacio esta el espacio neutro, el espacio donde no hay lucha, ni tensión, pero existe la esencia de todo, donde todo es posible.

 

Cuando dos polaridades buscan el punto de síntesis, nace el tercer lado, formando el triangulo, pero el tercer lado aun siendo la síntesis de los dos no es el punto de síntesis, los puntos de síntesis, como los espacios neutros están en el corazón de todas las cosas, el tercer lado es un lado, es decir una nueva polaridad que puede llevar la síntesis del la intención unificada de los dos, como un hijo que lleva las esperanzas del padre y de la madre, además de las suyas propias.

 

En el corazón de todas las cosas, ya sea un pensamiento, una circunstancia, un hecho, un átomo, hay una chispa de luz divina que lo anima, la envuelve una esfera de espacio neutro, que podemos ver como un punto de Síntesis.

 

Si tratamos de ver en cada circunstancia de la vida la síntesis que hay en ella, no me refiero a la neutralidad por que desde nuestra perspectiva no es posible ser suficientemente neutral y desapegado.

 

Tenemos que invocar querer conocer el punto de Síntesis de cada cosa, hacer el llamado para que sea visible a nuestros ojos, puede parecer difícil pero no lo es.

 

Es imposible aquello que pudiendo ser posible y es correcto desde el punto de vista del Alma uno no se propone, difícil si duda, fácil si esta resuelto.

 

Ahora imaginemos que esos pequeños puntos de síntesis que están en el corazón de todas las cosas y que están constituidos por espacio neutro, crecen de tamaño hasta formar una esfera, una esfera de espacio neutro.

 

Ahora imaginemos que nuestro cuerpo físico y eterico, esta dentro de una de seas esferas, imaginemos como una inmensa paz y armonía inunda cada uno de nuestros átomos y cada una de nuestras células, como la luz de la intuición las baña a todas permitiéndoles conocer cual es su función dentro del organismo, cual es el arquetipo para que ese cuerpo funcione plenamente, cual es el Plan para su trabajo individual y colectivo. Como el cuerpo físico y eterico funcionan con todo su potencial, irradiando plenitud y salud.

 

Ahora imaginemos que nuestro cuerpo emocional o astral, esta dentro de una de seas esferas, imaginemos como una inmensa paz y armonía inunda todo nuestro corazón, como nos parece sentir el latido del corazón de otras personas, de los pájaros, de los árboles, una inmensa sensación de plenitud y comunión nos hace sentir el universo como si todo él fuera nuestro corazón.

 

Ahora imaginemos que nuestro cuerpo mental, esta dentro de una de seas esferas, imaginemos como una inmensa paz y armonía inunda toda nuestra mente, como desaparecen los pasillos y los laberintos de las estructuras mentales, que condicionan nuestra sed de conocer, imaginemos como la Luz de la intuición lo ilumina todo, solo queda la realidad desnuda sin adornos, ni ilusiones, pero con la belleza de lo verdadero.

 

Imaginemos como las tres esferas son una y las ofrecemos a nuestra Alma, a nuestro Ángel Solar y al Maestro.

 

Ahora si queremos hacer un triangulo, imaginemos a las otras dos personas como esferas de espacio neutro o de síntesis, como las tres esferas son un triangulo, como el triangulo esta dentro de otra esfera, todo al servicio del Maestro.

 

Recordar que en el espacio neutro es neutro en todo hasta en intención, cuando se alcanza la neutralidad del espacio neutro se asciende, ya no hace falta la intención tan solo ver cual es la parte que nos corresponde en el Propósito que los Maestros conocen y sirve.

 

Y advertir que el propósito de estos ejercicios como de las meditaciones es ejercitar la mente, que conozca y comprenda, acudir a ellos para acopiar energía puede ser peligroso, aun cuando los sellos de los flujos de energías solo se abren cuando el movil es puro, por lo que si alguien necesita energía ha de ir a la fuente, al Alma, al Ángel Solar, y demostrarle que la usara altruista y generosamente, tal y como lo hace el Sol cuando da Luz, calor y Vida a todo ser. Entonces tendrá todo lo que necesite.

 



El foro VBA --y sus talleres de trabajo-- es una Comunidad espiritual
dedicada a honrar la vida y obra de Vicente Beltrán Anglada
a través de la meditación, el estudio y el servicio.
 
 

 

2003-08-23